Ayunos y Descansos Digestivos

Nutrir, limpiar y desinflamar los órganos para mejorar la salud

Zumos verdes, fruta con índice glucémico medio o bajo, 

yogur casero, tisanas depurativas y superalimentos.

El sistema digestivo necesita descansar periódicamente, para que los órganos se limpien y se potencie el sistema inmunitario y la absorción de nutrientes. Esta es sin duda la mejor estrategia para afrontar cualquier enfermedad. De hecho el ayuno, la limpieza y el descanso del cuerpo están presentes en muchas especies de animales, que dejan de comer o toman hierbas depurativas o purgantes cuando enferman.

Un ayuno de agua o de zumos verdes requiere pasar un día en casa, tranquilo, con poca actividad y escasas relaciones. No todo el mundo tiene la posibilidad de detener la jornada de esta manera. Una opción intermedia sería comer menos durante un día, mientras se nutre bien el cuerpo con un coste digestivo bajo. La forma de hacer esto es tomando superalimentos que sean muy saciantes y nutritivos, y se digieran fácilmente, como los que abajo se presentan.

En un día de descanso digestivo o limpieza podemos tomar fruta con un índice glucémico medio o bajo (naranja, mandarina, pomelo, kiwi, pera, manzana, fresas, cerezas, melocotón, nectarina, etc.);  zumos verdes (hechos por ejemplo con una hoja de col, una o dos hojas de acelga o espinaca, un cuarto de pimiento rojo, una rodaja de remolacha cruda, el zumo de medio limón y un poco de jengibre en polvo); yogur casero hecho con fermentos de calidad y leche de cabra, oveja, soja o coco; tisanas depurativas;  y cualquiera de los superalimentos que se muestran aquí, con un poco de agua filtrada o zumo de limón. La proteína vegetal fermentada es especialmente interesante, porque nutre y reconstruye el cuerpo, a la vez que aporta energía y se digiere muy bien,