Limpieza intestinal

Nutrir, limpiar y desinflamar los órganos para mejorar la salud

.

 Fibras, probióticos  y tisanas + descanso digestivo. Para una o varias semanas

 

Psyllium La Cáscara de una semilla originaria de la India, con un bajo nivel fermentativo, que arrastra las impurezas de las paredes del colon de una forma suave, a la vez que alimenta la flora sana y ayuda a promover los movimientos peristálticos. Se aconseja la ingesta de forma habitual para quien consuma poca fibra en la dieta, o sufra ciertas enfermedades gastrointestinales (ver sección específica). Durante una limpieza de colon, tomar una cuharada sopera rasa tres veces al día entre horas o antes de una comida suave, con abundante agua.

Corteza de olmo resbaladizo: FIbra que produce un mucílago que limpia de forma suave las paredes del intestino, mejorando la absorción de nutrientes. Tomar durante una limpieza una cuchada de postre rasa tres veces al día, con abundante agua, alternándolo con el Psillium. En caso de estreñimiento severo usar primero la limpieza con Colosan.

Probiótico de alta potencia. En una limpieza intestinal, si no lo hacemos habitualmente, es importante fortalecer la flora, para ayudar en la expulsión de toxinas.  Tomar 4 ó 5 capsulas al día durante la limpieza, en medio o al final de una comida, con una fruta, o con la fibra de psylliun o de corteza de olmo.

Enema con agua o con tisana de salvia: Durante una limpieza es siempre interesante realizar un enema, aunque no imprescindible.

Descanso digestivo: Se puede acompañar la limpieza de colon con una ingesta menor de alimentos, o tomando sólo alimentos que no cargen el sistema digestivo. Ver sección ayunos y descansos digestivas.

Tisanas depurativas y hepáticas: También se pueden tomar ese día tisanas digestivas, depurativas o hepáticas.