Hígado Graso

Tratamiento natural de enfermedades gastrointestinales

La causa principal del hígado graso es un consumo excesivo de hidratos de carbono y azúcares refinados, que propicia en primer lugar un elevado nivel de azúcar en la sangre de forma continuada, una acumulación de grasa en la zona del vientre y, al cabo del tiempo, una resistencia a la insulina en la célula. Numerosos estudios asocian estos factores a la afección del hígado graso. Por ello, si reducimos la ingesta de pan blanco, alcohol, azúcar blanca y cereales no integrales, y consumimos más verdura y fruta (con un ídice glucémico medio o bajo), descargaremos sensiblemente al hígado de esta acumulación anómala de grasa. Nos puede ayudar también tomar complementos de fibra, como el psyllium.

1. Vitamina B12 y complejo de vitaminas y minerales orgánicos (no sintéticos)