Salud de la piel

Nutrir, limpiar y desinflamar los órganos para mejorar la salud

ECZEMA

El eczema se trata habitualmente con cremas y corticoides, que suavizan la irritación y alivian la picazón de la piel. Estas cremas, sin embargo, suelen tener efectos secundarios a medio plazo y no aportan una solución definitiva para la enfermedad. Muchas de estas cremas requieren cada vez dosis mayores y más frecuentes; y los corticoides pueden interferir en el crecimiento, debilitar los huesos, e inhibir la acción de las glándulas suprarrenales, que se encargan de producir las hormonas del estrés.

Cada vez son más los médicos integrativos que señalan los desequilibrios nutricionales, la toxicidad del organismo y algunos problemas gastrontestinales como los principales causantes de esta enfermedad de la piel.

Esta tesis está corroborada por el éxito de las terapias nutricionales en el tratatamiento del eczema, que apuntan a recuperar el equilibrio y la salud del tracto gastrointestinal y a desintoxicar el organismo.

De hecho muchos pacientes que sufren de eczema tienen una gran tendencia a padecer alergias o asma, enfermedades ambas muy relacionadas con la nutrición, la toxicidad e inflamación crónica del organismo y las carencias nutricionales. Algunas personas con eczema sufren además un desequilibrio en el metabolismo de las grasas, también asociado a todo lo anterior.

La explicación científica de este enfoque reside en el hecho de que la piel es un importante órgano emuntorio o desintoxicante del organismo; y cuando este alberga una cantidad excesiva de toxinas (sustancias químicas artificiales), patógenos (virus, bacterias, parásitos), alimentos alterados, excesivamente cocinados, mal digeridos, etc., al ser expulsados sus residuos por la piel, la irritan y desequilibran a nivel bacteriano. Un ejemplo de ello es el hecho de que muchos de estos pacientes tengan un exceso de bacterias Staphylococcus aureus en la piel.

La terapia natural se ha de basar por tanto en:

-Eliminar los alimentos que producen más alergias: lácteos, gluten, maíz, cacahuetes, mariscos, moluscos, soja y huevos. Estos últimos, en caso de eczema, se pueden reincorporar a la dieta pasados por agua o en tortilla francesa poco hecha, cuando se recupere el equiibrio. También se pueden tomar las yemas crudas -no las claras-. El calcio se obtiene de los frutos secos crudos remojados, legumbres, algunas  verduras, naranjas, mandarinas, kiwi, aceitunas no pasteurizadas, quínoa, etc. En caso de necesitar un complemento de calcio, no tomar el calcio sintético habitual en complejos de vitaminas y minerales, porque calicifica las arterias y articulaciones. Optar por perlas de agua dulce micronizadas.  

-Tomar más fruta y verdura fresca, en ensalada y preferiblemente cocinada al vapor, dejándola más bien crujiente. Y todo lo que se pueda ecológico, en la medida de las posibilidades.

-Eliminar los fritos, las grasas cocinadas e hidrogenadas (margarinas, snacks) y optar por formas de cocción no agresivas. Evitar el horno, y microondas. 

-Eliminar azúcares e hidratos de carbono refinados (pan blanco, pastas).

-Usar un buen filtro para el agua

-Cambiar los productos de higiene, limpieza doméstica y cosméticos por otros más naturales.

-Eliminar también otras toxinas de nuestro alrededor: tabaco, sartenes de teflón, utensilios de aluminio, jarras lacadas,  moho, etc.

-Tomar grasas sanas a diario: aguacates, aceitunas sin aditivos no pasteurizadas y desaladas, aceite de oliva virgen extra, frutos secos y semillas crudos remojados 12 horas (con un chorrito de vinagre). 

-Tomar un complemento de omega 3 a diario: 3 cápsulas al día con las comidas, hasta la curación. Después una o dos al día. El omega 3 resulta clave para el correcto funcionamiento del sistema inmune. Es importante elegir un omega 3 en forma de triglicéridos, como el de Glucosamine, pues casi todos los del mercado tienen la forma química de ester etílico -no natural-, que el cuerpo asimila mucho peor.

-Tomar un complemento de aceite de onagra. 1 cápsula al día con una comida. Se recomienda un aceite de onagra de extracción natural. Se puede también emplear como un ungüento, abriendo una cápsula y untándola sobre la piel 3 veces al día. El aceite de onagra es antiinflamatorio y las personas con eczema suelen tener una pobre función enzimática en su conversión.

-Tomar un complemento de vitaminas y minerales orgánicos, que incluya vit B3, B6, C, A, E, D3 y zinc. Estos nutrientes influyen en la conversión de los omegas 3 y 6 en formas más activas. Las vitaminas del grupo B son esenciales para los procesos de sanación. Las vitaminas A y E previenen la sequedad de la piel. La vitamina D3 de origen natural es necesaria para el correcto funcionamiento del sistema inmune. Se recomienda Natural Multi, por contener vitaminas orgánicas, no sintéticas, en dosis fisiológicas, provenientes de extractos de plantas.

-Tomar un complemento de magnesio. El magnesio, junto a la proteína, es indispensable para la construcción de los tejidos. Se recomienda  Citrato de Magnesio con taurina. La taurina, al contrario de lo que se piensa, es un aminoácido relajante, desintoxica el hígado y potencia la absorción del Magnesio en la célula.

-Tomar suficiente proteína en la dieta.  Semanalmente, dos o tres veces pescado (de pequeño tamaño), dos veces carne, a ser posible de animales alimentados con pastos, para que su grasa sea más equilibrada. Una o dos veces legumbres (remojada 12 horas). La proteína es fundamental para la construcción del colágeno de la piel y para el correcto funcionamiento del sistema inmune. En caso de tomar poca proteína, incluir en la dieta una proteína fermentada completa, como RawSport, preferiblemente en el desayuno y, si se precisa, en otras comidas.

-Gestionar el estrés, durmiendo lo suficiente, haciendo ejercicio, abordando los problemas de forma más calmada, y tomando magnesio, que nutre el sistema nervioso e influye, como se ha dicho, en la salud de la piel.

-Abordar los problemas gastrointestinales de forma específica (ver sección enfermedades gastrointestinales). En cualquier caso, será siempre beneficioso tomar bacterias de calidad, de especies antihistamínicas, no GMO,  como  Megamix o los fermentos Acidophilus con Bífidus para yogur casero. Si optamos por yogur vegetal, usar 50% soja y 50% coco ecológico. U otra bebida vegetal con una fruta batida y Proteína raw Sport. Si optamos por leche, elegir cabra u oveja sin E-339, o leche de vaca ecológica semi, alimentada con pastos. Es interesante, para tomar menos leche, mezclarla al 50% con bebida de coco eco no azucarada. Muchos adultos, al contrario de lo que se cree, sufren una baja producción de ácido estomacal, incluso en caso de reflujo, lo que permite que entren más patógenos en el organismo y dificulta la absorción de vitaminas y minerales importantes para las defensas. Los antiácidos empeoran aun más la situación. Equilibrar el ácido estomacal suele ayudar a reducir el eczema. Tomar una cucharadita o cucharada de vinagre de manzana ecológico con agua antes de cada comida.

-Para los bebés con eczema: Dar el pecho todo lo que sea posible, evitar papillas con leche de vaca y suplementar con probiótico Megamix, omega 3, omega 6 y Natural Multi. Si no se puede dar el pecho, elegir una leche de cabra u oveja no UHT, y enriquecer con estos suplementos. Las fórmulas para bebés contienen vitaminas y minerales sintéticos y una base proteica elaborada a altas temperaturas, además de azúcares simples. Estas sustancias pueden ser tomadas como alérgenos por el organismo.

-Para niños y bebés, junto a todo lo anterior, también se puede intentar reducir la cantidad de ácaros en la habitación. Los anticuerpos contra los ácaros se suelen encontrar en mayor cantidad en el organismo de los niños con eczema.

-Dieta ancestral: Además de retirar de la dieta los alergenos clásicos, muchos enfermos de eczema han obtenido muy buenos resultados siguiendo la dieta ancestral del Dr. Seignalet, explicada en la sección de fibromialgia.

-Para casos de eczema crónicos muy pertinaces: Considerar hacer limpiezas de órganos, sobre todo de hígado e  intestino. Y en su caso de metales pesados y parásitos. Ver limpieza de órganos.

PSORIASIS

La psoriasis tiene un componente genético alto, pero hay factores que activan esa tendencia genética, como son el estrés, la mala alimentación, ciertas carencias nutricionales, un desequilibrio en la flora, baja producción de bilis, mala digestión de la proteína, la enfermedad de Cronh, y el intestino permeable, elementos estos últimos que relacionan la 
La terapia natural se ha de basar en:
-Limitar el consumo de: azúcares, carne, grasas de origen animal y alcohol. Evitar alimentos alérgenos y gluten. Reducir os lácteos.
-Tomar más fruta y verdura fresca, en ensalada y preferiblemente cocinada al vapor, dejándola más bien crujiente. Y todo lo que se pueda ecológico, en la medida de las posibilidades.
-Eliminar los fritos, las grasas cocinadas e hidrogenadas (margarinas, snacks) y optar por formas de cocción no agresivas. Evitar el horno, y microondas. 
-Usar un buen filtro para el agua
-Cambiar los productos de higiene, limpieza doméstica y cosméticos por otros más naturales.
-Eliminar también otras toxinas de nuestro alrededor: tabaco, sartenes de teflón, utensilios de aluminio, jarras lacadas,  moho, etc.
-Tomar grasas sanas a diario: aguacates, aceitunas sin aditivos no pasteurizadas y desaladas, aceite de oliva virgen extra, frutos secos y semillas crudos remojados 12 horas (con un chorrito de vinagre). 
-Tomar un complemento de omega 3 a diario: 3 cápsulas al día con las comidas, hasta la curación. Después una o dos al día. El omega 3 resulta clave para el correcto funcionamiento del sistema inmune. Es importante elegir un omega 3 en forma de triglicéridos, como el de Glucosamine, pues casi todos los del mercado tienen la forma química de ester etílico -no natural-, que el cuerpo asimila mucho peor.
-Tomar un complemento de vitaminas y minerales orgánicos, que incluya vit A, Vit D3,  zinc y selenio. Natural Multi contiene todos ellos.
-Gestionar el estrés, durmiendo lo suficiente, haciendo ejercicio, abordando los problemas de forma más calmada, y tomando magnesio, que nutre el sistema nervioso e influye, como se ha dicho, en la salud de la piel.
-Abordar los problemas gastrointestinales de forma específica (ver sección enfermedades gastrointestinales). En cualquier caso, será siempre beneficioso tomar bacterias de calidad o yogures elaborados con estas bacterias.
-Tomar infusiones y extractos hepáticobiliares.  Por ej Hepavesical o cardo mariano, que favorecen la sana producción y flujo de bilis.
- Tomar enzimas digestivas si tenemos probelmas digestivos. La proteína mal digerida agudiza el desequilibrio de la flora y promeve la activación de antígenos HLA que empeoran la psoriasis.
- Tomar antiinflmatorios naturales, como la berberina.
- Tomar infusiones de regaliz, si no se sufre de tensión alta, de manzanilla, y pimienta cayena. 
- Aplicar aloe vera de forma tópica.
-Tomar más el sol.

-Dieta ancestral: Además de retirar de la dieta los alergenos clásicos, muchos enfermos depsoriasis han obtenido muy buenos resultados siguiendo la dieta ancestral del Dr. Seignalet, explicada en la sección de fibromialgia.