Asma

Nutrir, limpiar y desinflamar los órganos para mejorar la salud

Factores que influyen en el origen del asma:

-Ciertas variables genéticas en algunos individuos.

-Polución química en el aire, agua, en los alimentos;  y en cosméticos, productos de higiene y limpieza.

-Interrupción temprana de la lactancia y mala construcción de la flora beneficiosa en los bebés.

-Desequilibrio de las grasas en la dieta. Insuficente ingesta de grasas sanas crudas: grasas monoinsaturadas, omega 3 y 6, y grasas saturadas.

-Desequilibrios en la flora en la edad adulta.  Inflamación intestinal. Hiperpermeabilidad intestinal.

-Candidiasis. La proteasa ácida que produce el hongo de la cándida es un factor causal en algunas enfermedades alérgicas.

-Alergias alimentarias, sobre todo frente el gluten, los lácteos o los alimentos manipulados genéticamente. También al huevo, muy cocinado, ciertos pescados y mariscos, ciertos frutos secos.

-Hipoclorhidria: baja producción de ácido estomacal, detectada en el 80% de los niños con asma y en muchos adultos, ya que con la edad el estómago cada vez produce menos ácido. La hipoclorhidria impide la digestión correcta de las proteínas, cuyos residuos pueden ser tomados por alérgenos por el cuerpo. También reduce la absorción de la vitamina B12, calcio, magnesio, hierro y zinc. Estos nutrientes son importantes para el sistema inmune.

-Parásitos intestinales, en especial el áscaris, que proviene a menudo del contacto con los animales. En muchos pacientes con asma se ha encontrado áscaris, así como eosinófilos en la sangre, los leucocitos que emplea el cuerpo contra bastantes parásitos. 

Otros factores que predisponen al asma: 

-Aditivos alimentarios: colorantes, saborizantes, sulfitos.

-Exceso de sal.

-Bajo nivel de estrógenos, progesterona y DHA en la menopausia. Las hormonas femeninas ayudan a que se relaje el músculo liso de la pared de los bronquios.